testosteronahormonas

Testosterona

Febrero 1, 2020

Testosterona - Hormonas

¿Qué es la testosterona?

La testosterona es la más importante de los andrógenos u hormonas masculinas (entre las que también se encuentran la androsterona y la androstendiona) pero está presente también en las mujeres. Su principal función es la de estimular el desarrollo de los caracteres sexuales masculinos, incluyendo la fuerza muscular, el impulso sexual y la resistencia ósea.

¿Por qué es importante hacer este análisis?

Existen alteraciones fisiológicas y enfermedades que se relacionan la alteración de  los niveles de testosterona tanto en hombres como en mujeres.

En los hombres, una de las causas más comunes de disminución de los niveles de testosterona es el hipogonadismo, que a su vez puede tener varias causas cuyo estudio se inicia con la medición de la concentración de esta hormona. Puede presentarse como parte de la evolución normal del proceso de envejecimiento pero algunas personas presentan respuestas hormonales exageradas acompañadas de síntomas que pueden ser molestos o implicar problemas de salud.

Cuando se produce una disminución muy severa de sus niveles (deficiencia androgénica) se pueden presentar síntomas que pueden ser más o menos específicos, que varían según el tiempo de evolución. Inicialmente los síntomas más comunes son:

  • Sensación de cansancio, especialmente al final del día

  • Disminución de la líbido (poco o ningún interés por las relaciones sexuales)

  • Sentimientos de tristeza o depresión

Como consecuencia del déficit severo y crónico de testosterona (tras un año aproximadamente) comienzan a aparecer las siguientes alteraciones:

  1. Pérdida de masa muscular

  2. Disminución de la resistencia ósea

  3. Pérdida del vello facial o corporal

  4. Ginecomastia (crecimiento anormal de los pechos o glándulas mamarias en los hombres).

Otros síntomas que se pueden presentar son: disminución de las erecciones matutinas y testículos pequeños. También pueden presentarse otros síntomas aún más inespecíficos como:  fatiga, depresión, anemia o disminución de la fuerza muscular.

Resultados

Se  pueden detectar niveles bajos de testosterona en las siguientes situaciones:

  • Como parte del proceso normal de envejecimiento

  • Insuficiencia hepática

  • Insuficiencia renal

  • Obesidad

  • Diabetes mal controlada

  • Lesiones o infecciones que afecten a los testículos

  • Algunos tratamientos para enfermedades oncológicas (cáncer), incluyendo radioterapia, quimioterapia y terapia hormonal para el cáncer de próstata

  • Alteraciones que alteren la función de la hipófisis (una glándula que se encuentra en la base del cráneo y controla la función de otros órganos productores de hormonas) tanto en hombres como en mujeres

  • Alteraciones genéticas

  • Infecciones como VIH (entre otros)

¿Se deberían tratar los niveles bajos de testosterona en los hombres?

Cuando los niveles de testosterona son bajos se pueden tratar con reemplazo hormonal prescrito por un médico, pero no siempre que sus niveles están bajos se debe administrar tratamiento sustitutivo, especialmente en los mayores de 60 años, ya que es normal que los niveles de esta hormona disminuya fisiológicamente con el envejecimiento.

La prescripción de suplementos hormonales debe ser valorada cuidadosamente por un médico especialista ya que, aunque aún no se ha demostrado firmemente, muchos expertos muestran preocupación ante la posibilidad de que el tratamiento con testosterona pueda aumentar el riesgo de ictus e infartos miocárdicos. Por esto es importante una valoración completa, no solo de los niveles de testosterona sino también de los riesgos que pueda tener su administración si llegara a ser innecesaria, de los síntomas que presente cada paciente y los antecedentes médicos de cada paciente.

Algunos criterios, aunque no exclusivos, para considerar la administración de testosterona en mayores de 60 años son:

  1. Al menos dos (2) o tres (3)  mediciones de testosterona con valores muy bajos (no solo bajos, sino muy bajos).

  2. La presencia de síntomas que sean lo suficientemente molestos para el paciente.

  3. Que los síntomas no sean producidos por otras alteraciones o enfermedades que tengan tratamiento específico.

  4. No haber presentado previamente un ictus o infarto de miocardio.

Los hombres que reciben tratamiento sustitutivo con testosterona deben realizar un seguimiento médico y medir sus niveles de testosterona regularmente   incluyendo también despistaje para cáncer de próstata.

No deberían recibir tratamiento sustitutivo con testosterona hombres con antecedentes de algunos cánceres, hiperplasia de próstata (crecimiento benigno pero anormal de la próstata), eritrocitosis (hematocrito mayor de 50%), apnea del sueño severa y sin tratamiento o insuficiencia cardiaca no controlada.

La testosterona en las mujeres

Las mujeres producen andrógenos (incluyendo la testosterona) que son necesarios para mantener una función ovárica normal, el metabolismo óseo, las funciones cognitivas y la función sexual.

En las mujeres, los andrógenos se producen en las glándulas suprarrenales, los ovarios y a través de la transformación periférica en testosterona de otras sustancias llamadas prohormonas.

Las mujeres tienen una producción de testosterona de unos 0,1 a 0,4 mg/día en comparación con los 5 a 7 mg al día que se producen en los hombres. En mujeres adultas y adolescentes los niveles normales de testosterona se encuentran entre 20 - 60 ng/dL (0.7 – 2.08 nmol/L).

¿Por qué es importante realizar este test?

Para  valorar las alteraciones en este marcador, es fundamental hacer una exploración clínica y física completa por parte de un especialista ya que la interpretación de sus valores y correlación con posibles enfermedades o síntomas es más compleja que en el caso de los hombres.

Es útil realizar este test para:

  • Completar estudios de fertilidad tanto en hombres como en mujeres

  • Estudiar la causa de alteraciones como el  hirsutismo (aumento del vello corporal sobretodo en zonas en las que no suele producirse en las mujeres) o alteraciones del ciclo menstrual

  • Evaluar la respuesta al tratamiento sustitutivo hormonal

  • Valorar el proceso de envejecimiento

  • Diagnosticar algunos tipos de cánceres

  • Diagnosticar alteraciones hipofisiarias

Resultados

Se pueden encontrar niveles elevados de testosterona, en situaciones en las que hay una producción excesiva (como en la hiperplasia suprarrenal o en tumores productores de andrógenos) o si se está administrando de forma exógena como parte de un tratamiento.

El ovario poliquístico, que es una patología frecuente, es un caso especial en este sentido ya que los niveles de esta hormona pueden encontrarse en rango normal (29-150 ng/dL (1-5.2 nmol/L).

Otras consideraciones

El diagnóstico de deficiencia de testosterona puede realizarse solamente ante la presencia de síntomas y signos relacionados con deficiencia androgénica y con concentraciones consistentemente bajas durante las mediciones que se hagan entre las 8 y 10 de la mañana en (al menos) 3 ocasiones diferentes.

Tests que incluyen este marcador

Referencias

  • Peter J Snyder. Approach to older men with low testosterone. UpToDate. Literature review current through: Dec 2019. | Topic last updated: Dic 04, 2019.

  • Peter J Snyder. Testosterone treatment of male hypogonadism. UpToDate. Literature review current through: Dec 2019. | Topic last updated: Jan 06, 2020.

  • Laurence C Udoff. Overview of androgen deficiency and therapy in women. UpToDate. Literature review current through: Dec 2019. | Topic last updated: May 16, 2018.

Productos relacionados

Perfil plus

Perfil plus

Nuestro perfil más completo que cubre todas las áreas de salud y orientado a la prevención de enfermedades cardiovasculares y metabólicas.

Comprar 100 €

Artículos relacionados